Archive for Juan Carlos Monedero

Curso urgente de teoría del Estado (13)

El Estado social se ha basado en el argumento marxista de que el trabajo no es una mercancía como cualquier otra, de manera que, más allá del número de trabajadores disponibles, el precio mínimo que debe cobrar un ser humano se fija políticamente, algo que no se hace con las patatas o las sardinas, cuyo precio depende de la oferta y la demanda.

El argumento liberal contra el Estado social se centra en la idea de que los productivos y eficientes no tienen por qué financiar a los improductivos o perezosos. En el feudalismo, los señores se apropiaban del excedente -creado por los trabajadores, principalmente campesinos- a través de la coerción: el pacto feudo-vasallático, que obligaba a pagar un porcentaje de la cosecha a cambio de una protección contra los propios señores feudales, siempre con la sanción de la iglesia que cerraba el marco de justificación con la ayuda de dios. En el capitalismo, el excedente se lo apropian los dueños del capital -empresarios, terratenientes, rentistas- a través de un contrato supuestamente libre entre el empleador y el empleado. Y cuando las relaciones son libres, se presupone que también son consentidas. Toda la tarea de desmantelamiento de las redes de apoyo mutuo desarrolladas por el sistema capitalista durante los siglos XVIII, XIX y XX queda fuera de foco. Es el reino de la “libertad” y, por tanto, en libertad, cada cual es responsable de su suerte. Si la sociedad es homogénea, si todos corren los mismos riesgos, todos estarán de acuerdo en colaborar de la misma manera para asegurarse frente a esos riesgos comunes (es lo que ocurre en las sociedades nórdicas). Ahora bien, si hay grandes desigualdades, el escenario cambia. ¿Por qué un profesional liberal o, incluso, un empleado bien remunerado, va a querer subsidiar a los que tienen más riesgos que ellos? ¿Por qué pagar más impuestos cuando sus problemas de salud, de desempleo, de vejez, de ocio, de educación se ven satisfechos por otro lado? El catecismo liberal sanciona la respuesta: los impuestos son una forma de subsidiar a los que no han sabido utilizar su libertad para encontrar su lugar en el mundo. Y fijar un salario mínimo es una forma indirecta de cercenar la libertad.

Ahora bien ¿acaso no subsidian los que cobran un salario mínimo a los que gozan de manera privilegiada de las ventajas de la vida social? ¿Es que vivirían los rico como viven si los conductores de autobús, los electricistas, los maestros, los pescadores, los aceituneros, las amas de casa, los asistentes sociales, los trabajadores de la limpieza, los enfermeros…cobraran un salario “justo”, es decir, acorde con las ventajas sociales que reportan? Bajar el salario mínimo es hacer que los pobres subsidien a los ricos. Pero como la hegemonía la han construido los ricos, la lectura es la contraria: bajar el salario mínimo es acabar con la esclavitud y el autoritarismo de un Estado voraz  que quiere que los ricos subsidien la indolencia de los pobres. Sólo cuando los más reclamen el salario justo por su trabajo, este esquema falaz se romperá. Mientras, el reino de la impunidad sigue vigente.

El gobierno congela el salario mínimo en 641,40 euros
www.publico.es
El gobierno del Partido Popular deja clara su determinación de quién debe pagar el ajuste económico que permita al sector financiero mantener su tasa de ganancia.

 

 

 

Curso urgente de teoría del Estado (12)

Es un error común de la economía, incluida la crítica, hacer de los datos económicos la variable independiente de la explicación social (esto es, la variable de la que dependerían el resto de los asuntos). Actuando así, se olvida que no hay economía al margen del resto de los elementos sociales. En la tradición occidental hacemos “ana-lisis”  (descomponer algo causalmente hacia atrás en diferentes partes) y olvidamos hacer “síntesis” (recomponer lo que en la realidad no está fragmentado). Los economistas, separan lo económico para observarlo y luego olvidan regresarlo al conjunto social. Con esta manera de obrar, justifican la primacía de una economía separada de lo social, lo que, incluso en el ánimo crítico, dificulta crear una estructura económica emancipatoria. Más sencillo: si la economía se entiende separada de los demás elementos sociales, se convierte en una máquina que nos convierte a su vez en instrumentos deshumanizados.

Una vez que se ha separado lo económico de los demás elementos sociales (la política, la cultura y los aspectos normativos), queda a la misma altura analítica quien afirma vehemente “esto es lo que hay” que quien dice “vamos a la catástrofe”. En esta línea de actuación, la referencia a una lectura poco matizada del caso alemán hace, en el medio plazo, más daño que bien a la causa emancipadora.

No es cierto sin más que en la Alemania pre-nazi, lo económico -más en concreto, las dificultades que sufría la clase obrera y las clases medias- fuera la única variable que determinaría el ascenso de Hitler. Claro que lo económico es esencial -es la “estructura” de la sociedad, sobre la que se asienta el resto de aspectos- pero tenemos que entenderla también en relación con la cultura de la época, la superestructura normativa, los rudimentos del Estado de derecho, con la referencia de un Estado hegeliano incuestionable, y, de manera clara, con lo político. Actuando así, encontraríamos que no hay Hitler sin el golpe de Estado previo en Prusia, donde la socialdemocracia decidió -como en la España de 1936- no repartir armas entre los obreros; que no hay Hitler sin unos banqueros y grandes industriales impunes, a los que se dejó durante demasiado tiempo convertirse en señores feudales arropados bajo formalismos democráticos; sin brazos nazis armados que peleaban la calle contra comunistas y socialistas; sin un sistema judicial anticomunista e inclinado al autoritarismo dentro del orden vigente -capitalista y aristocrático-.

La conclusión de esta reflexión es simple: la catástrofe económica no viene “autorregulada”, sino que tiene como fase previa el abandono de los sectores populares de la puesta en marcha de una acción colectiva conflictiva que luche por un modelo alternativo. Cuando el sector público deja de invertir y gastar es porque la lógica del modelo se lo impide. Pensar que podría hacerlo es creer en una suerte de “capitalismo con rostro humano”, algo impensable cuando hay que sincerar la economía financiera -desatada en las fases de crisis- con la economía real -estancada-. Hay que buscar soluciones inmediatas a los problemas inmediatos, pero no hay que perder de vista la necesidad de pensar el modelo alternativo. Y los cambios estructurales siempre son revolucionarios, esto es, siempre cambiar el orden existente.

El profundo error del Gobierno alemán: los orígenes del nazismo
www.vnavarro.org
“Este artículo señala los paralelismos existentes entre la situación en Alemania en los años 1931 y 1932 (cuando las políticas de austeridad impuestas por el gobierno alemán causaron una gran depresión, causa del nazismo) y la existente hoy en muchos países de la Eurozona como Grecia y Portugal, resultado de la aplicación de las mismas políticas de austeridad exigidas ahora por el gobierno alemán de la canciller Angela Merkel…”

Entrevista en el Diario ABC, 17/12/2011

Les dejo aquí una “sorpresiva” entrevista en ABC, que me hizo Ludmila Vinogradof en Caracas (quien fuera corresponsal de El País durante el golpe de 2002). Por supuesto que la entrevista está cortada en partes duras donde denunciaba el trabajo de los periodistas de la derecha española en Venezuela, así como el comportamiento “antipatriota” del gobierno de Aznar, que prefirió apostar por defender los intereses de grupos afines antes que el interés de España (que coincidía con una mejor relación con Venezuela). Además, la entrevista está bastante mal redactada, además de que me pretende responsabilidades que no tengo. Ay estos profesionales de la pluma… Read more

¿Que se vayan todos en Europa? Entrevista en Radio Nacional Argentina, 13/12/2011

Entrevista en el Programa Dando y Dando, 07/12/2011

El 07 de diciembre de 2011, estuvimos en el Programa Dando y Dando de Venezolana de Televisión conversando sobre la necesidad de un nuevo Contrato Social en Europa, tal como está sucediendo en América Latina y el Caribe con el nacimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) . Para acceder a la entrevista completa, haz click aquí.

Conversatorio “Europa y América Latina: destrucción y construcción democrática”

Este martes 06 de diciembre de 2011 estaremos en la Universidad Central de Venezuela participando en el conversatorio “Europa y América Latina: destrucción y construcción democrática” organizado por el Departamento de Teoría Política y el Deliberatorium de Politología de la Escuela de Estudios Políticos y Administrativos.

Día: martes 06 de diciembre.
Hora: 12 m.
Lugar: Sala de Lectura de la Escuela de Estudios Políticos y Administrativos de la UCV.

 

Entrevista en el programa “Toda Venezuela” sobre el nacimiento de la CELAC, 02/12/2011

Este viernes 02 de diciembre estuvimos en el Programa Toda Venezuela de Venezolana de Televisión, conducido por Ernesto Villegas. Conversamos con el Embajador de Ecuador en Venezuela, Ramón Torres Galarza sobre la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC), organización que está naciendo hoy en Caracas y que va a permitir al continente caminar unido y liberado de la tutela militar de los EEUU y de la depredación económica de las multinacionales norteamericanas y europeas.

Aquí dejamos los enlaces de la entrevista dividida en tres partes. Read more

Monedero: Es maravilloso ver a la oposición reconocer que Chávez hace historia con la Celac

Artículo publicado en Venezolana de Televisión con extractos de la entrevista en el programa Toda Venezuela, 02 de diciembre de 2011.

El profesor destacó la diferencia de lo que actualmente está sucediendo en Europa, con la crisis económica, y la integración que vive América Latina / Mencionó que algunos países a comenzado a entender que con el norte no tienen solución sino que tienen que mirar hacia el sur

Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, manifestó este viernes su complacencia de ver al pueblo venezolano sentirse orgulloso de la creación, este 2 y 3 de diciembre, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Caracas. Read more

Curso urgente de teoría del Estado (11)

La lección más clara de la impunidad con que se aplicó en América Latina el neoliberalismo, con la plena connivencia de una clase política cooptada por el sector financiero, fue la pérdida de la autorización política, es decir, la ruptura de la ficción según la cual ganar unas elecciones guiadas por una interpretación débil de la democracia, permitía a los ganadores gobernar un país como si poseyeran un cheque en blanco durante cuatro años. Se vio en Argentina, en Ecuador, en Bolivia que ganar unas elecciones, una vez desenmascarada esa ficción -la de pasar por democracia lo que no es sino la cartelización de unos partidos controlados por unas cúpulas partidistas rehenes o copartícipes del neoliberalismo-, no significa ya gran cosa.

El poder es una relación social, y si el pueblo deja de obedecer, la democracia representativa se derrumba como un castillo de naipes que, sobre la mesa, se demuestra lleno de ases que estaban en la manga de los poderosos. El poder nervioso de Goldman Sachs sobre la economía europea, que le lleva a romper las formalidades de la democracia formal, acelera la desautorización del sistema y acerca la necesidad de reconstruir el contrato social sobre bases realmente democráticas.

En Europa el poder es de Goldman Sachs
www.pagina12.com.ar
“Pertenecen a la red que Sachs tejió en el Viejo Continente y, en grados diversos, participaron en las más truculentas operaciones ilícitas orquestadas por la institución norteamericana. Además, no son los únicos.”

 

Noche electoral en La Tuerka de Tele K

El domingo 20 de noviembre estuvimos en un programa especial de 4 horas en La Tuerka CMI, desde el cierre de los colegios electorales. Analizamos las múltiples lecturas a extraer de los resultados en tiempo real, siempre con la vista puesta en el escenario político que se abre para la izquierda en la nueva legislatura. Puedes ver el programa completo aquí. Read more